Relato corto

AMOR  DE  ESTUDIANTE

Si  hablamos del amor, lo rodeamos de un halo de misterio. Con solo escribir la palabra, produce cierto éxtasis en nuestros corazones porque nos revela aspectos íntimos que guardamos celosamente. No hay edad para descubrirlo porque su flecha puede tocar la puerta cuando uno menos lo espera.

Salimos del colegio y nos regresábamos por la Avenida San Martín. Una tarde, cuando el sol se empeñaba en calentar la acera, divise, en el lado contrario, a una alumna del Colegio Marillac. No sé porque la tierra hizo que mis ojos girarán en esa dirección. Cruzamos las miradas y un hilo invisible acortó los espacios que nos separaban. Pude ver la sonrisa más encantadora del universo. Pregunté la hora –Qué te pasa? Parece que vistes un fantasma-. Yo le respondí – Al contrario. Vi un ángel-. Se echaron a reír; creían que era otras de mis locuras y no me hicieron caso. Seguimos pero mis pasos iban por las nubes cerca del cielo.

Al día siguiente, coordiné para estar a la misma hora.  Confuso y nervioso, sentía una llama quemando mi cuerpo. Al fin la divisé. Les dije a mis amigos  -Ya vengo. Sigan ustedes. -A dónde vas?- pero al verla,  se callaron y no me esperaron.

De un zarpazo me deshice de mis miedos, respire con fuerza. A cada paso que ella daba, mis palpitaciones se multiplicaban por cien. Me dijo –Hola. Yo –Hola.No vimos ayer. -Claro.También te vi-. Caminamos; noté que sus ojos iluminaban su rostro y pude respirar a su ritmo. Le di un abrazo invisible y el silencio se hizo ternura.

–Ya estoy llegando a mi casa. Si quieres nos hablamos por teléfono más tarde que tengo que estudiar-. Como siempre, las mujeres llevan la iniciativa cuando nosotros -no sabemos qué decir, sobre todo en esa edad. -Bien. Dame el número-. Ella replicó –Yo te llamo porque si suena el teléfono, no me van a dejar hablar. Como a las 12 de la noche ya debo de terminar-. Respondí – Mi número es el 2215-.

Esa noche escuché su voz como un susurro angelical, hasta las tres de la mañana. Qué se puede decir en tres horas? Vaya a Ud. a saber. Sólo sé que las olas estuvieron bañando mi mente y sus palabras me hacían flotar en un jardín imaginario de rosas.

Salimos varias veces y luego llegó el momento esperado: nos dimos un beso y el mundo se desintegró. Ya no fui a ningún lado porque de sus labios bebí el agua de la vida. Fue la noche en que las estrellas nos miraron con envidia y escuchamos la música de las aves en una calle sin vegetación. Por fin se había llenado la cavidad vacía de mi  corazón. La luna, con su luz brillante, iluminó mi sueño. Todo quedó bloqueado en ese instante maravilloso. Aspire el dulce perfume de la primavera.

La juventud se fue desvaneciendo lentamente. El espejo nos devuelve las sombras frías de los recuerdo que no se disuelven con él tiempo, por eso es que a veces, a hurtadillas, le robo a la memoria la carita dulce que me enseño que la belleza del amor está en nuestro interior y el árbol que lo vio crecer, dejará a mis pies, sus hojas verde limón.

  • LA JUVENTUD QUE SE NOS FUE
  • Mis recuerdos se alejan hasta  llegar
  • a mi juventud irrecuperable
  • vestida de verano informal
  • Vienen a sellar mi memoria
  • con partículas delgadas del tiempo
  • El sol se retira de la plaza de los primeros amigos
  • Las sombras dejan ver la orilla de la noche
  • Las bancas esperan sin prisa,
  • las primeras ilusiones
  • El bullicio hacía dormitar la tristeza
  • para vivir cada segundo,
  • la esperanza sin rumbo
  • Los acordes de la guitarra,
  • traían la melodía de las canciones
  • que iban a los cándidos amores
  • El jugo de la vida era la risa luminosa
  • que llenaban el espacio hasta la madrugada
  • Hoy, mirando los agujeros en mi espíritu,
  • todo se voló como un grito en el viento
  • La soledad y el silencio humedecieron el suelo
  • donde las flores estallaron de nostalgia
  • Los árboles conspiraron para traer otros pájaros
  • llevándose nuestras ilusiones primerizas
  • Las nubes apagaron la luz del pasado
  • Sin embargo, el fuego de la amistad,
  • sigue encendido
  • con los amigos del ayer

foto carnet

Anuncios

4 thoughts on “Relato corto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s