LLEGO EL OTOÑO A NUESTRAS VIDAS

Vino el otoño por la puerta de atrás, cerrando las ventanas del verano a su paso por nuestras vidas. El bullicio de antaño, se ha convertido en una quietud haciendo que los pasos se duerman en el atardecer. A pesar que los años se acumulan a nuestro alrededor, seguimos remando en un mar abierto, recorriendo los espacios con el viento a favor o en contra de la corriente, avivando todos los días, el fuego del corazón para que los sueños no se los lleve el viento del norte.

Hemos pactado con el destino, una unión con una base sólida en la esencia del amor. El equilibrio de la relación lo tenemos porque somos luz y sombra de nuestro propio resplandor y prisioneros de nuestro querer que se nutre más allá de las estrellas, cerca del cielo azul.  

Con las sensaciones de la música, me apodero de tus encantos atravesando la luz que emana de los pozos profundos de tu alma. El tiempo se detiene cuando me miro en tu mirada buscando tus ojos dormidos enraizados en las primeras luces surgidas del alba, tal como lo hacía en las primaveras humeantes de la juventud.

Espero que la hora siga su curso a través del cielo azul y que vaya disipando las nubes grises. La noche llegará placentera, deshaciendo la distancia del sonido de tu voz porque no quiero que se quede flotando en el aire si la puedo tener en mi boca.

La seda de tu piel estremece mi cuerpo inerte cuando roza, por un instante, mi espacio oculto de mi vida. Deja caer tus caricias en el vuelo suave de tus alas. Deja que tome tus manos de seda para sentir tus cinco sentidos y hacer temblar la noche que se avecina.

Mis labios esperan impacientes  tus besos que llenaran de amor profundo, el cuadro tierno del romance que no tiene tiempo para detenerse.  Es el supremo momento en que todo se paraliza. Rodarán las gotas de vino en la flama de las velas que estalla en la mente. Los pétalos de las rosas rojas harán brillar tu rostro en el silencio se queda quieto en el horizonte. Los pájaros ya no vuelan y los nubarrones  dejarán  ver el universo porque tu lo llenas todo con tu belleza.

Llegó el deseo revestido de ansiedad por disfrutar la miel que emana de la sexualidad que llevas a flor de piel cuando me encuentro enredado en tus brazos. Quiero fundir la noche con la madrugada para que ni el viento oiga las veces que te amo. El día vendrá con su luz radiante y seguiremos caminando lo que ya hemos andado hasta que el firmamento quiera tenernos en sus dominios.

IMG-20160724-WA0012

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s