ESTA NOCHE, SOLO AMOR Y PASIÓN

Hoy existe una cualidad que distingue a cualquier otra noche: el silencio. Vamos a sumergirnos en él para escuchar su canto y convertir cada hilo de luz de la luna, en un nido que se llenará del más puro amor que nos une a pesar de los años transcurridos. Cada partícula de tu suspiro serán palabras tiernas. La voz de la lluvia incesante, dice tu nombre en cada gota que rodea el romance que palpita dentro de nuestro interior enamorado. El brillo de tu rostro, alejó las tinieblas con un soplo de tu belleza.

Siente la música que te hará girar entre las estrellas porque yo seré la cuerda que te hará sonar la más dulce melodía envuelta en una sinfonía capaz de estremecer, las fibras de tu suprema felicidad.

Conviertes el desierto en un jardín florido y tu cabello, ocultó las nubes oscuras para dejarme ver tu alma reluciente. Dejemos que ese néctar maravilloso, capaz de sumergirse en las profundidades de los perfumes de las flores, nos envuelva en las delicias del deseo y la pasión desenfrenada.

Tenemos ante nosotros un mar desbordado de locura y fuego. Cuando más nos adentremos, las olas harán estallar nuestros cinco sentidos. La espuma, se llevará la vergüenza lejos de la orilla.

Tus ojos se encontraran con los míos en una sola mirada y el embrujo de una ardiente fantasía, recorrerá el cauce de tus venas en llamas. Seremos los amantes, dueños del cielo y la tierra. Con mucha premura, voy a capturar las riquezas de tus besos. Cuando el deleite invada nuestros cuerpos, no habrá espacio ni distancia que dejemos de explorar con los labios temblorosos con sabor a miel, con sabor a primavera que nunca termina. Tú me darás tu vida y yo moraré por siempre en ti.

Jugaremos con nuestras conciencias para deslizarnos en las alas de las mariposas que vuelan hacía un regocijo al posarse en la suavidad de tu piel, que harán despertar en tu epidermis, los aullidos del placer. Haremos añicos las manecillas del reloj para que no marque el tiempo. Será infinito este momento donde solo escucharé tus palabras de seda mientras desnudo tu existencia.

Abandónate en mis brazos para que florezca tu cariño dormido y des rienda suelta a la esencia de tus cálidas caricias a fin de que se mezclen con las mías. Nademos entre las piedras escuchando solo sus susurros que te dicen que te amo para toda la vida y sentiremos cómo se desintegra el vasto universo.

Huyamos con el temblor que remece tu sombra sensual en mi pecho, antes que los luceros desaparezcan al amanecer. Quiero contemplar la dicha extrema de tu ser.

Si se borra el cielo, pintaré de azul mi poesía para que no te sientas perdida.

 Poema de amor

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s