Mi regalo

En el frío inclemente

la arena mojada

contempla mi obra

Mis manos fueron las palas

al hacer mis castillos medievales

Lucha constante para evitar

a las olas irreverentes

que quieren truncar mis sueños

La perseverancia persistente

hizo realidad mi imaginación

No hay mejor obsequio

que la playa desierta

Testigo mudo de mi inocencia

de mi alma soñadora

Disfruté de la sencillez

que me brindó la naturaleza

construir-castillo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s