Las Estaciones

Las estaciones van y vienen
Parpadean en la quietud de la puerta de entrada
Si llega el invierno
mi sangre se mezcla con la lluvia
Busca cobijarme con el abrigo de tu sombra
Así, el incendio en tus ojos,
podrá calentar mi sueño
Al venir el otoño
reclamaremos una cama subterránea
hecha de hojas verdes del árbol de la vida
Sus raices nos enseñarán a vivir sin miedo
Llegaremos al verano
buscando la ola astillada que frote mi espalda
Mis brazos van a gemir buscando tus caricias
En la orilla, donde el sol duerme,
las cicatrices del miedo no dejarán huellas
Se refleja la primavera
en el espejo que solo nosotros podemos ver
Haremos un reino con los pétalos dormidos
La ceguera de las agujas del reloj mudo
harán perpetua
la felicidad entre las floresmucha

Letras sin escribir

Llega la noche temerosa blandiendo su oscuridad a mi escritura por comenzar. Las ideas se ponen al acecho. Mis manos dubitativas están quietas. El insomnio puede nublar la realidad del pensamiento a punto de nacer o es la cobardía de no decir las cosas por su nombre. Las letras oscuras tocan las ventanas empañadas de mi alma pero mis dedos no reaccionan. Tengo ante mis ojos la luz de los objetos y no los quiero mirar. El temor recurrente de hablar mal de ellos, callan mi voz . Ese temor involuntario ha conquistado mi sentir contagiando el reducido espacio de mi sombra que se ha blanqueado de estupor. Las palabras prejuciadas no quieren aflorar por miedo a ser revocadas. Eso basta para adelgazar mi ímpetu. Me duele no tener libertad de ensuciar mi escritura para no avergonzar al impaciente papel. Mendigaré un sueño antes de arrepentirme. Hoy no me saldré del libreto.
“Si beso tus labios
por favor no hables
Así el viento
no se puede llevar
el sabor de mis besos”

writer-1129708_960_720

Noche apasionada

Mientras los aullidos de la carne
llegaban a los poros de mi piel
miles de luciérnagas iluminaron mis párpados
dejando ver la humedad de tus labios
La noche se hizo añicos
al fundir tu boca a la mía
Las gotas de intimidad llegaron a prisa
incendiando el deseo dormido
Mi mirada orbitó por el cielo infinito
contando una a una las estrellas
al sentir tus pechos erguidos
como la frescura de las frutas caribeñas
pegados al rumor hirviente de mi sangre
Tu cuerpo se desvaneció
Pude despojarte de tu corteza púdica
para hundirme en el fuego de tu pasión
Las sábanas blancas se inundaron
del color del placer desenfrenado
El éxtasis reventó el tiempo en mil pedazos
La luna rasgó las nubes
La nitidez de su luz detalló
la satisfacción de tu corazón desnudo

modelo

No soy

Soy la gota de lluvia clara
que acaricia los espacios extraños de tu rostro
cuando lloras a escondidas de tu sombra
Soy el incendio
reflejado en tus ojos fijos
al encontrar el día para mirar tu cielo
Soy la lucidez de tu memoria
cuando estás pensando
en tu soledad breve
Soy la transparencia
de tu luz amarilla
surgida en tu nuevo amanecer
Soy el mago que va a congelar el tiempo
a fin de ver tu juventud
durar para siempre
Como vez, no existo
Estoy desnudo en mis versos
flotando en un idioma desconocido
y por seguridad
borré mis rastros.

post-novoooooo