LA CIUDAD SIN LUZ

Algunas veces dejo de existir
en el extremo del cielo
contemplando cocerse sus bordes
a un enjambre de nubes negras.
Las horas se inclinan
al oscurecerse el horizonte,
dejando de latir los relojes
en el pozo profundo de mis pesadillas.
Bebo la soledad desnuda
que envuelve mis sentidos
si camino por heridas
de estrellas antiguas calcinadas.
Redondeo el deformado vacío
encadenado a mis pensamientos
sin dejar de dar vueltas
buscando una lágrima para llorar
en la pálida luz de la tarde.
El vaho del aliento de la muerte
aún no alcanza mi rostro
así llegue disfrazado de suspiro.
Mi alma llena de angustias
intimidada por la ira desbordada
impotente por no poder hacer nada
vaga por el desierto
de los sueños abandonados
Deambulando por las calles en penumbra
las tinieblas de la medianoche
se entierran en mi cabeza
Allí llega la pregunta:
Porqué vivo?

sin luz

Anuncios

Caos en Caracas-Venezuela

Por fin he podido revisar mi blog. Durante 11 días he estado sin electricidad, agua, internet. En la urbanización, Terrazas del Club  Hípico, donde resido, explotó una subestación. En todo el país, el caos duró 6 largos días. Así que, pido disculpas el no poder haber leído sus blog ni responder a sus comentarios. Espero que la total normalidad en los servicios vuelva pronto. Gracias por su atención.

DUEÑO DE TU AMOR

Camino errante tierra adentro
mordiendo los gemidos del viento.
Quiero encontrar la sabiduría
de las horas que suman los días.
Oír a los pájaros migratorios
cantar su tristeza atravesada
en sus vuelos solitarios.
Siento el delirio de la ansiedad
viviendo en mi cielo aturdido
al saber que en la nada
no pasa absolutamente nada.
Me cuelgo del silencio sulfatado
pisando los pasos de la soledad.
Necesito llegar al dibujo de la luz
que ilumina el jardín de la razón
y arropar mi locura delirante.
De seguro preguntarás:
Dónde está tu cordura?
Porqué escribes sino hay letras en el aire?
Escribo para ti en las noches inciertas
al sentir de tu alma sosegada
los latidos esparcidos en mi cuerpo mudo.
Si tu corazón duerme silencioso en mi poema
quiero escuchar la voz de su ternura
en mi boca sedienta de besos.
Si entiendes mis versos escritos en la arena
regálame ese baile que hacen tus labios
al sonreírle a la luna inmóvil.
Así me harás sentir
ser el dueño de tu amor.

Pintura

BUSQUEDA INCOMPLETA

Algunas veces no se lidiar
con esto de escribir poemas.
Cuando me inserto en mi piel
la idea hueca divaga sin control
como logaritmos dispersos
incendiando la pradera de mi mente.
Las palabras ahogadas en mi garganta
pueden fluir dulces, amargas, incoloras
tejidas en un amasijo de frases.
No se si son lágrimas salvajes
salidas de mis cansados ojos ciegos
que no ven cuando nado
contra la cresta de las olas
o poemas lanzados al olvido
en un sueño plagado de remordimientos
o una soberana estupidez.
Quisiera perderme en la plegaria gris
hechas de voces carbonizadas
acribilladas en mi conciencia
cubierta de un charco de cenizas.
Al final de la tarde infiel (se fue con el sol)
busco en los jirones de mi alma hecha polvo
el hilo del verso que endulce mis torturas,
el significado de la poesía cubierta de telarañas
escrita a la intemperie
sentado en la losa de mi tumba.

Meditacion-hombre

NO QUIERO MORIR EN INVIERNO

Gota a gota
abandona el cielo,
la lluvia con rostro gélido.
Duerme en mi piel curtida
arropada por hierbas heladas
El agua se acuesta en los pliegues
del cuerpo estremecido.
Un silencio negro, herido,
cae en hojas ahuecadas
atrapada por larvas
de hormigas hambrientas.
Mi ropa se vuelve hilachas
desenfocando mis pasos
Los zapatos deshechos
se adhieren al barro del subsuelo.
Las suelas pisan
restos de mariposas aleladas.
Las cuerdas van atadas
a lágrimas de la tarde
perdidas en las heridas del hielo.
Le grito al árbol deprimido
la devolución
de mi alma inconsciente.
No quiero morirme en invierno.
El viento, de ondas heladas,
contrae mi esqueleto.

37112693_303

Las Estaciones

Las estaciones van y vienen
Parpadean en la quietud de la puerta de entrada
Si llega el invierno
mi sangre se mezcla con la lluvia
Busca cobijarme con el abrigo de tu sombra
Así, el incendio en tus ojos,
podrá calentar mi sueño
Al venir el otoño
reclamaremos una cama subterránea
hecha de hojas verdes del árbol de la vida
Sus raices nos enseñarán a vivir sin miedo
Llegaremos al verano
buscando la ola astillada que frote mi espalda
Mis brazos van a gemir buscando tus caricias
En la orilla, donde el sol duerme,
las cicatrices del miedo no dejarán huellas
Se refleja la primavera
en el espejo que solo nosotros podemos ver
Haremos un reino con los pétalos dormidos
La ceguera de las agujas del reloj mudo
harán perpetua
la felicidad entre las floresmucha

Letras sin escribir

Llega la noche temerosa blandiendo su oscuridad a mi escritura por comenzar. Las ideas se ponen al acecho. Mis manos dubitativas están quietas. El insomnio puede nublar la realidad del pensamiento a punto de nacer o es la cobardía de no decir las cosas por su nombre. Las letras oscuras tocan las ventanas empañadas de mi alma pero mis dedos no reaccionan. Tengo ante mis ojos la luz de los objetos y no los quiero mirar. El temor recurrente de hablar mal de ellos, callan mi voz . Ese temor involuntario ha conquistado mi sentir contagiando el reducido espacio de mi sombra que se ha blanqueado de estupor. Las palabras prejuciadas no quieren aflorar por miedo a ser revocadas. Eso basta para adelgazar mi ímpetu. Me duele no tener libertad de ensuciar mi escritura para no avergonzar al impaciente papel. Mendigaré un sueño antes de arrepentirme. Hoy no me saldré del libreto.
“Si beso tus labios
por favor no hables
Así el viento
no se puede llevar
el sabor de mis besos”

writer-1129708_960_720

Noche apasionada

Mientras los aullidos de la carne
llegaban a los poros de mi piel
miles de luciérnagas iluminaron mis párpados
dejando ver la humedad de tus labios
La noche se hizo añicos
al fundir tu boca a la mía
Las gotas de intimidad llegaron a prisa
incendiando el deseo dormido
Mi mirada orbitó por el cielo infinito
contando una a una las estrellas
al sentir tus pechos erguidos
como la frescura de las frutas caribeñas
pegados al rumor hirviente de mi sangre
Tu cuerpo se desvaneció
Pude despojarte de tu corteza púdica
para hundirme en el fuego de tu pasión
Las sábanas blancas se inundaron
del color del placer desenfrenado
El éxtasis reventó el tiempo en mil pedazos
La luna rasgó las nubes
La nitidez de su luz detalló
la satisfacción de tu corazón desnudo

modelo

No soy

Soy la gota de lluvia clara
que acaricia los espacios extraños de tu rostro
cuando lloras a escondidas de tu sombra
Soy el incendio
reflejado en tus ojos fijos
al encontrar el día para mirar tu cielo
Soy la lucidez de tu memoria
cuando estás pensando
en tu soledad breve
Soy la transparencia
de tu luz amarilla
surgida en tu nuevo amanecer
Soy el mago que va a congelar el tiempo
a fin de ver tu juventud
durar para siempre
Como vez, no existo
Estoy desnudo en mis versos
flotando en un idioma desconocido
y por seguridad
borré mis rastros.

post-novoooooo

 

 

 

 

 

 

 

Ella

Clausurada la penumbra de la tarde
ella apareció en mi escritura de improviso
como un verso demorado en mi inspiración
Ningún beso había besado mi alma
Llegó con las palabras inquietas
salidas de mi pluma enmohecida
al descubrir la memoria de su cuerpo
El mar se paseó por las paredes de su imagen
bajo la luz cautiva del disco de la luna
Ella vino aprisionando el silencio
en la curva de sus labios cálidos
deshaciendo la mirada amarga
de la sombra de mis ideas
Las membranas de mi cerebro
sintieron el correr de la primavera
La sonrisa vacía perdió su matiz
Por fin mi imagen reflejó trozos de mi destino
Andaba perdido
en un paisaje derruido sin color

girl-1360890_960_720