AL MIRAR LA LUNA EN TUS OJOS

Al mirar la luna en tus ojos
se amplía el horizonte de cristal
disolviendo las sombras arrugadas
Las brasas maceradas, fundidas
a un puñado de tus besos
se adhieren a la nube ausente
Hacen el viaje subterráneo
por las galerías de mis venas
queriendo alcanzar las delicias
del cielo reclinado en tus labios.
Estrecho en mi corazón de otoño
el brillo de ese amor engastado
a la noche adolescente eternizada
El deseo estalla en el soplo del viento
en la partitura de la piel curtida
en el silencio de las manos
como si fuera la primera vez que allano
la virginidad de tu cuerpo.

hqdefault (1)

Anuncios

BESO MOJADO

Cuando camines la lluvia
en la terraza de la luna
espero tus besos
para cuadrar en mis palabras
lo que es besarte en el agua
sin mojar mis versos

A-a-a

ESCUCHO MUSICA EN MI CUERPO

Escucho música en mi cuerpo
a través del ojo ciego
de mi sueño polvoriento
Así derrito, como la nieve,
los huecos del miedo
para no ver mi ego fracturado.
Intento escribir mis versos
en los espacios oscuros, vacíos,
hundidos en mi conciencia.
La niebla cubre mis párpados
dejando a la deriva las palabras
Los ritmos y sonidos se curvan
cual espada al atravesar el fuego.
Se quiebran como el cristal
debajo de los pensamientos velados.
El poema va cambiando sus acentos
en las hileras de horas abandonadas
esperando ser rescatado
cuando el corazón
no duela al latir.

accidentallyinspiredmusic

AUN RESPIRO

Frío en un verano negado
pegado a mi cuerpo sin pijamas
humedeciendo la memoria tullida.
Días grisáceos, sin ruidos
huérfanos de sol
arrastrando la niebla
a mi soledad dormida.
La noche anémica, desconocida
adelgaza mis sueños
La gravedad se los lleva
al centro del insomnio.
Escribo en una nube quemada
cubierto de escalofríos,
rasgando las palabras
con sangre fresca derramada.
Pesan en el papel descolorido
donde guardo celosamente
un soplo de supervivencia
No dejaré
a las cenizas devoradoras
de mis versos incipientes
esculpen mi nombre
en una tumba desolada.
Le ganaré a la muerte fría
vestido con túnica
de huesos cálidos.
Moriré para nacer de nuevo.

images

REFUGIO EN LA PLAYA

Bordeando las grietas del final de la tarde
llegué a la isla donde canta el mar.
Mis pasos buscaron la orilla
en la playa cubiertas de rocas que aúllan.
Hice un refugio clandestino
de palmeras secas y ramas crujientes.
Orificios pequeños, como ventanas del cielo
dejaron pasar los hilos de luz
al centro de la noche mordida por tinieblas
para repintar mi poesía humedecida
Gotea un soplo de viento delgado
Se lleva los ruidos de las olas
dando color al silencio de la marea serena.
Mi cuerpo abandonado por el alma rendida
recibe del universo tupido de estrellas
el zumbido tenue de los caracoles
dando equilibrio permanente
al vacío de las horas lentas.
Así vendrá la paz en las alas vibrantes
de las gaviotas sin dueño.
La quietud será esclava de la soledad
atravesando los velos de los sentidos
llenando mi corazón aún con vida
de pensamientos que rompen la desidia.
A la inspiración le llegarán sonidos
reviviendo mi evaporada meditación.
La poesía envolverá el cielo
Yo lo tocaré con los dedos
para llevar resplandor a mis versos.

Surf shelter on La Jolla Beach in San Diego California.

LA CIUDAD SIN LUZ

Algunas veces dejo de existir
en el extremo del cielo
contemplando cocerse sus bordes
a un enjambre de nubes negras.
Las horas se inclinan
al oscurecerse el horizonte,
dejando de latir los relojes
en el pozo profundo de mis pesadillas.
Bebo la soledad desnuda
que envuelve mis sentidos
si camino por heridas
de estrellas antiguas calcinadas.
Redondeo el deformado vacío
encadenado a mis pensamientos
sin dejar de dar vueltas
buscando una lágrima para llorar
en la pálida luz de la tarde.
El vaho del aliento de la muerte
aún no alcanza mi rostro
así llegue disfrazado de suspiro.
Mi alma llena de angustias
intimidada por la ira desbordada
impotente por no poder hacer nada
vaga por el desierto
de los sueños abandonados
Deambulando por las calles en penumbra
las tinieblas de la medianoche
se entierran en mi cabeza
Allí llega la pregunta:
Porqué vivo?

sin luz

Caos en Caracas-Venezuela

Por fin he podido revisar mi blog. Durante 11 días he estado sin electricidad, agua, internet. En la urbanización, Terrazas del Club  Hípico, donde resido, explotó una subestación. En todo el país, el caos duró 6 largos días. Así que, pido disculpas el no poder haber leído sus blog ni responder a sus comentarios. Espero que la total normalidad en los servicios vuelva pronto. Gracias por su atención.

DUEÑO DE TU AMOR

Camino errante tierra adentro
mordiendo los gemidos del viento.
Quiero encontrar la sabiduría
de las horas que suman los días.
Oír a los pájaros migratorios
cantar su tristeza atravesada
en sus vuelos solitarios.
Siento el delirio de la ansiedad
viviendo en mi cielo aturdido
al saber que en la nada
no pasa absolutamente nada.
Me cuelgo del silencio sulfatado
pisando los pasos de la soledad.
Necesito llegar al dibujo de la luz
que ilumina el jardín de la razón
y arropar mi locura delirante.
De seguro preguntarás:
Dónde está tu cordura?
Porqué escribes sino hay letras en el aire?
Escribo para ti en las noches inciertas
al sentir de tu alma sosegada
los latidos esparcidos en mi cuerpo mudo.
Si tu corazón duerme silencioso en mi poema
quiero escuchar la voz de su ternura
en mi boca sedienta de besos.
Si entiendes mis versos escritos en la arena
regálame ese baile que hacen tus labios
al sonreírle a la luna inmóvil.
Así me harás sentir
ser el dueño de tu amor.

Pintura

BUSQUEDA INCOMPLETA

Algunas veces no se lidiar
con esto de escribir poemas.
Cuando me inserto en mi piel
la idea hueca divaga sin control
como logaritmos dispersos
incendiando la pradera de mi mente.
Las palabras ahogadas en mi garganta
pueden fluir dulces, amargas, incoloras
tejidas en un amasijo de frases.
No se si son lágrimas salvajes
salidas de mis cansados ojos ciegos
que no ven cuando nado
contra la cresta de las olas
o poemas lanzados al olvido
en un sueño plagado de remordimientos
o una soberana estupidez.
Quisiera perderme en la plegaria gris
hechas de voces carbonizadas
acribilladas en mi conciencia
cubierta de un charco de cenizas.
Al final de la tarde infiel (se fue con el sol)
busco en los jirones de mi alma hecha polvo
el hilo del verso que endulce mis torturas,
el significado de la poesía cubierta de telarañas
escrita a la intemperie
sentado en la losa de mi tumba.

Meditacion-hombre

NO QUIERO MORIR EN INVIERNO

Gota a gota
abandona el cielo,
la lluvia con rostro gélido.
Duerme en mi piel curtida
arropada por hierbas heladas
El agua se acuesta en los pliegues
del cuerpo estremecido.
Un silencio negro, herido,
cae en hojas ahuecadas
atrapada por larvas
de hormigas hambrientas.
Mi ropa se vuelve hilachas
desenfocando mis pasos
Los zapatos deshechos
se adhieren al barro del subsuelo.
Las suelas pisan
restos de mariposas aleladas.
Las cuerdas van atadas
a lágrimas de la tarde
perdidas en las heridas del hielo.
Le grito al árbol deprimido
la devolución
de mi alma inconsciente.
No quiero morirme en invierno.
El viento, de ondas heladas,
contrae mi esqueleto.

37112693_303